Saltar al contenido
Sujetalibros Originales

Cómo decorar con libros

Decorar libros

Si eres un lector empedernido, estamos seguros que tendrás docenas y docenas de libros. Pero, claro, luego viene el problema de: ¿dónde los vas poner? No los puedes dejar tirados por el suelo de cualquier manera, y formando columnas en las esquinas y que vayan cogiendo polvo con el paso del tiempo, ¿no te parece? Pues bien, hoy te vamos a enseñar como decorar con libros, y así se fundan con el resto de elementos de la sala.

Un precioso sistema para crear una bonita entrada

Uno de los primeros lugares en los que podrías plantearte en poner tus libros es en el recibidor de tu casa. Seguro que en más de una ocasión te habrás fijado que algún amigo pone sus libros en este espacio.

Pero no puede ser cualquier tipo de libro, este espacio resérvalo para los libros de tapa dura y que tengan un buen tamaño, para destacar. En muchas ocasiones el mueble del recibidor es reservado para poner una enciclopedia, por ejemplo.

Piensa que, en realidad, no existen los “libros para decorar”, y tendrás que limitarte a lo que tienes en casa. Podrías poner las sagas que más te gusten, tus libros sobre cocina… y si tienes revistas de buen tamaño, incluso también te podrían servir. Pero no lo cargues demasiado ni ocupes todo el mueble con libros.

Libros en el mueble del salón

decorar con libros

Hay quien decide reservar el espacio del mueble del salón para poner la vajilla, las copas… pero también deberías plantearte el poner algún libro para que quede bien a la vista.

Así pues, elige los libros para decorar las estanterías del mueble que más vayan a destacar, tanto por el tipo de tapa como por su tamaño. Además, deberías organizarlos por género o por autor, para que luego, cuando tengas ganas de releer alguno, no tengas problemas a la hora de encontrarlo.

En una estantería pequeña en el pasillo

¿Qué tu recibidor no tiene suficiente espacio para poner un mueble en el que poner tus libros? No pasa nada, puedes comprar un mueble para una esquina del pasillo, como una estantería pequeña.

Esta no tiene por qué tener mucha capacidad, ya que lo que buscas es destacar unos cuantos libros, y no parecer que el espacio está demasiado cargado. Si los libros son de una misma colección y son muchos, este puede ser el espacio perfecto, pero nunca pongas más de 20-30.

En estantes

No siempre se tiene espacio para poner muebles de pie, y hay que recurrir a muebles flotantes o estantes en las paredes. Pero claro, la mayoría de los estantes son abiertos, así que, ¿cómo puedes poner tus libros para decorar en este caso?

La solución es sencilla y práctica: comprar un sujetalibros original. ¿Qué tienes una estupenda colección de libros de terror? Compra un sujetalibros con unos esqueletos. ¿Qué es de fantasía? Entonces con unas hadas. ¿O son libros sobre relajación y autoayuda? En ese caso, ¿qué tal un sujeta libros con la cabeza de buda a cada lado?

Otra opción sería jugar un poco con ellos para colocarlos de manera que no se vayan a caer, como por ejemplo poner el más gordo de pie, con el resto formar pequeñas columnas tumbados y otro gordo al final. De este modo te aseguran que no se caigan.

Compra algunos libros solo para decorar

Como decorar con libros

¿Qué no te gusta mucho la lectura, pero te gustaría hacer pensar a todos que eres un devora libros? Al igual que los ves expuestos en las tiendas de muebles, podrías comprar unos libros que son para decorar. Luego solo tendrías que forrarlos y listo.

O, si eres un poco manitas, podrías hacerlos tú mismo. Solo necesitarás una cubierta y algo que sirva para relleno, como un poco de corcho o de cartón, para hacer parecer que es grande.